Mientras Twitter se blinda ante el acoso, YouTube potencia la interacción entre usuarios

Por Xiana Siccardi

Resulta curioso ver los distintos momentos por los que atraviesan Twitter y YouTube, dos redes sociales que nacieron casi al mismo tiempo, analizando las novedades que ambas nos han dejado esta semana. YouTube nació en 2005 y Twitter en 2007. La más famosa plataforma de vídeos nació un 14 de febrero, día de los enamorados, así que esta semana cumple 12 años de vida en lo que parece un momento inmejorable repleto de novedades de tono aperturista. En cambio, Twitter es noticia pero por motivos diferentes, como por sus mínimos en Bolsa y por su anuncio de nuevas medidas contra el acoso y el spam.

Mientras YouTube crece y se abre a más posibilidad de interación entre sus usuarios, Twitter se blinda para tratar de acabar con sus problemas y convertirse, finalmente, en un producto atractivo para nuevos usuarios e inversores y que Snapchat no le aseste un golpe de gracia con su inminente salida a Bolsa. Hay medios que ya hablan directamente estos días de El declive de Twitter y otros dicen que Ni Trump salva a Twitter.

perfl-tuiter-ceo-youtube
El perfil en Twitter de Susan Wojcicki, CEO de YouTube

El artículo de El Mundo recoge las últimas cifras de Twitter: “Durante los últimos tres meses, el número de usuarios mensuales activos en Twitter ha crecido hasta los 319 millones, solo un 4% más que en el mismo trimestre del año pasado. Jack Dorsey, fundador y actual presidente de la compañía, afirma que el número de usuarios activo diario ha crecido con más fuerza, un 11%, pero parece más claro que los ejecutivos de la compañía son incapaces de crear un servicio atractivo para quienes todavía no tienen cuenta en la red social”. El periodista afirma que, en cambio, “Facebook creció casi un 17% y ahora presume de 1.840 millones de usuarios activos mensuales en su red”.

Realmente Twitter pasa por un momento bajo. No está logrando beneficios. La compañía ingresó 717 millones de dólares en el último trimestre pero cerró el año con más de 450 millones de dólares en pérdidas, sostiene el mismo artículo. A ello se suma que, a finales de enero, se anunció el abandono –voluntario- de cuatro directivos:  el jefe de ingeniería, Alex Roetter, el director de productos Kevin Weil, el vicepresidente de recursos humanos, Skip Schipper y la directora de medios, Katie Stanton, anticipó The Wall Street Journal. Ello dio pie a una reestructuración y nuevos fichajes para entrar en una nueva era.

Desde que Jack Dorsey fue nombrado CEO de Twitter –a finales de 2016-, “las acciones de Twitter han caído un 37% hasta 17,84 dólares y tocaron un mínimo histórico de 16,69 dólares el pasado martes”, dice El Mundo. A ello hay que sumar que Twitter va a tener un duro competidor a nivel bursátil, dado que Wall Street se prepara para recibir a Snapchat, una red social que, pese a tener menos usuarios e ingresos que Twitter, está valorada en unos 25.000 millones de dólares, casi el doble que el precio de Twitter en el mercado en este momento.

twitter_town_hall-dorsey_obama
Jack Dorsey con el ex presidente Barack Obama en 2011 / Pete Souza

El “si pudiera volver atrás” del ex presidente de Twitter

Dick Costolo, anterior presidente de Twitter, reconoció hace unos días que, si pudiera volver atrás en el tiempo, atajaría desde un principio los problemas derivados de la acción de trolls y acosadores en su red. “Ojalá pudiese volver a 2010 para sentar las bases que deberáin regir el comportamiento dentro de Twitter. Fue un fallo no agarrar el toro por los cuernos”, dijo. Solucionar el problema no es fácil, si recordamos que la propia naturaleza de Twitter es la de ser un foro de libertad de expresión y, en muchas ocasiones, de ejercer posturas de contrapoder.

¿Qué va a hacer Twitter ahora? Comenzará a filtrar los mensajes de baja calidad, el spam o los tuits de contenido insultante o amenazante. Éstos seguirán existiendo, pero separados en la pestaña de “respuestas menos relevantes”, que estará oculta aunque disponible. También anuncia la implantación de un nuevo sistema de búsqueda que filtrará de los resultados los tuits que contengan insultos, palabras o imágenes ofensivos y cada usuario decidirá si consulta con este filtro o sin él. Ello nos lleva de nuevo al debate sobre la libertad de expresión y la censura que deben ejercer las cúpulas de las redes sociales. YouTube y Facebook ya han pasado por ello. YouTube tuvo que hacer frente el año pasado a una limitación de contenidos ofensivos, optando por borrarlos o no monetizarlos.  Facebook ha acaparado la reciente polémica sobre cómo deben denunciarse las noticias maliciosas o falsas en la era de la postverdad, teniendo en cuenta que muchas personas ya se informan de lo que sucede en el mundo directamente a través de Facebook.

Probablemente la medida más efectiva y atractiva de Twitter para los nuevos usuarios e inversores sea la tercera: la compañía asegura que un nuevo algoritmo y un exhaustivo rastreo impedirá que un usuario que haya sido expulsado de la red social pueda volver a abrirse una nueva cuenta en ella con un correo electrónico diferente.

Las novedades de YouTube: más interacción y libertad de movimientos

En paralelo, en YouTube pasa un momento dulce y expansivo.  Esta semana ha anunciado nuevas aplicaciones como el YouTubeSuperChat, un nuevo sistema que permite a los usuarios poner mensajes –de pago- en los vídeos en vivo de sus creadores, para que éstos puedan verlos e interaccionar con su audiencia. Así, los creadores también recibirán el aliciente de un dinero extra (y de paso veremos si hay gente dispuesta a pagar para trolear e insultar).

unnamed-1

También permite hacer vídeos en directo desde el móvil, permitiendo a los creadores emitir desde fuera de sus estudios y habitaciones y tomar la calle; es decir, ganar en libertad de movimiento. Si a ello sumamos que YouTube es una plataforma dorada para las marcas y anunciantes, y una nueva profesión para jóvenes creadores que crean modas y tendencias de alcance internacional, no es de extrañar que el vídeo se postule como modelo referencial de comunicación.

CameoFlow.gif

YouTube, el segundo medio de comunicación de España

Por si fuera poco, YouTube se ha convertido en el segundo medio de comunicación de España, por detrás de la televisión, como puede comprobarse en las últimas oleadas del Estudio General de Medios, lo que demuestra el decisivo poder del vídeo ya no de forma inminente, sino actual y presente.

egm-generalegm-youtube

Xiana Siccardi es directora de Audiovisual, Social Media e Influencers en SOMETHING TO SAY