Populismo y redes sociales, la apuesta ganadora de Trump

 

Populismo y redes sociales. Una combinación explosiva y ganadora en el caso de Donald Trump. Tanto el candidato republicano y como la demócrata Hillary Clinton han utilizado todos los soportes digitales a su alcance para llegar a todos los segmentos de población, incluido aquel que ni siquiera tiene edad de votar.

trump-twitter

Por eso ha estado tan presente una app tan inclasificable como Snapchat en esta campaña. Curiosamente, ni Trump ni Clinton tenían discursos políticos dirigidos a los millennials -en eso era mucho más hábil Bernie Sanders-, pero era imposible rechazar la potencialidad de una aplicación con 100 millones de usuarios activos al día.

El asesor de comunicación Antoni Gutiérrez-Rubí analizaba recientemente en un artículo en El Periódico de Catalunya las diferentes formas de utilizar las redes entre Trump y Clinton. Mientras el republicano escribía sus propios tuits, la demócrata ha recurrido a una campaña más tradicional y estudiada y, por tanto, más fría. Los datos son elocuentes: la presencia del magnate en las redes ha triplicado a la de Clinton, según los analistas. Asimismo, la página Google Trends, que analiza las tendencias de búsqueda de todos los usuarios de internet, el candidato republicano superó hasta en cinco veces la búsqueda de su nombre respecto a Clinton.

clinton-twitter

Trump acaba de conocer el poder de Twitter, Facebook, Instagram, YouTube o Snapchat y piensa aferrarse a él. Pero, como explica el portal Wired, la campaña ha sacado el lado más oscuro del mundo digital: el uso de los trolls como arma de propaganda digital de Trump.

De la importancia de las redes sociales da fe el comunicado emitido por la Casa Blanca en el que explica la transición digital. Por ejemplo, la cuenta usada por Obama, @POTUS, con más de 11 millones de seguidores, será limpiada y los datos, transferidos a @POTUS44, ya que el predecesor de Trump había sido el presidente número 44 de Estados Unidos.