La guerra de los vídeos en vivo, ese millonario y floreciente mercado por el que todos rivalizan

retransmisiones-directo-youtube

Es la era de los vídeos en vivo. Google lo sabe y lo muestra con datos, ya que el año pasado estos vídeos instantáneos aumentaron un 80% en su plataforma, alimentada por las transmisiones en streaming de Facebook y Snapchat.

“Cuando los consumidores piensan sobre vídeos, ya sean bajo demanda o en vivo, piensan en YouTube. Y difundir en vivo es, también, una parte de la imagen”, ha dicho Neal Mohan, jefe de producto de YouTube, en unas declaraciones recogidas por The Financial Times. Recientemente, la plataforma ha logrado reunir a 2,2 millones de espectadores por su vídeo en vivo de la final de la UEFA Champions League, evento que Mohan dijo es el evento más grande que se ha mostrado en directo en Reino Unido.

El sitio web de YouTube también ha visto cómo han aumentado un 30% el número de livestreams publicados en línea, hecho que, a juicio de Mohan, es muestra del interés creciente por la difusión de directos -también- a través del móvil. Tim Mulligan, analista de Midia Research, dijo que los teléfonos inteligentes son “cada vez más la puerta de entrada de vídeo en todas partes” y agregó: “YouTube tiene que adaptarse a eso rápidamente”.

Los influencers, clave en la guerra por el vídeo en vivo

YouTube tiene la ventaja de la rápida monetización de sus vídeos, que prosigue incluso cuando ya se ha terminado el directo. Según este artículo, este año YouTube ha aumentado su publicidad nueva en un 30% en comparación a 2015, en gran parte gracias a influencers populares como PewDiePie. En este sentido, Mulligan afirma que “los creadores de contenido son quienes definirán quién gana en esta batalla de vídeos en vivo”.

En el caso de Snapchat, por ejemplo, esta red social tuvo 49 millones de visitantes únicos que siguieron por esa vía los Juegos Olímpicos de Río 2016, que es casi un tercio de sus 150 millones de usuarios activos a diario. Facebook, por su parte, asegura que es en su plataforma donde los usuarios ven vídeos más largos y por más tiempo.