THE FINANCIAL TIMES. De cómo una marca debe convertirse en icono cultural: “A los anunciantes ya no les merece la pena acotar tanto los targets”

smartphone.jpeg

Procter&Gamble, la conocida multinacional estadounidense de bienes de consumo, ha anunciado recientemente un cambio en la forma en que compra la publicidad en Facebook, según el artículo It does not pay for advertisers to narrow their targets too much, publicado por Ian Leslie en The Financial Times.

P&G está reduciendo su inversión en anuncios altamente orientados y está aumentando su inversión en anuncios que ocupan mucho más las grandes franjas de audiencias potenciales para sus marcas, que incluyen Tide, Pampers y Gillette. El directivo de la firma Marc Pritchard ha dicho al respecto: “Nos centramos demasiado, y acotamos demasiado.”

En este artículo se ahonda en este cambio de rumbo por parte de la multinacional, consecuencia de no estar logrando buenos resultados con los anuncios intrusivos que tan fácil resulta ignorar en Facebook. El cambio lleva a fijarse en otras fórmulas, como la creación de pensamientos y recuerdos compartidos que se materializan, después, en los puntos de venta. Es el caso de marcas como Nike o Apple. “Si las compra -dice el artículo en alusión a estas marcas- es porque usted sabe que millones de personas lo hacen y porque parecen representar algo que es común a todos nosotros, como el rendimiento o la creatividad”.

De marca a icono cultural

Sin duda, se trata de un cambio que merece ser tenido muy en cuenta. Y es que “tener información sobre los consumidores no es lo mismo que penetrar en los seres humanos”, dice el artículo.

Y ahora viene otra de las claves: “Lo que parecía ser el despilfarro de la televisión (en cuanto a lanzar spots a audiencias masivas) era en realidad su salsa secreta. Al llegar a un gran número de personas al mismo tiempo, los anuncios de televisión tenían el poder de convertir marcas en iconos culturales, que se instalaron en la mente del consumidor”.